Idioma

Fiona Gavino

En 2014 tuve la suerte de ser galardonada con una Residencia Asialink en Manila, Filipinas. Al visitar Madrid, cuatro años después, me sorprendieron las similitudes entre la arquitectura exótica de Manila y su colonizador.

 

En agosto de 2017 visité Madrid porque durante mucho tiempo quise ver el Guernica de Picasso y por casualidad, me quedé en Lavapiés. En ese momento noté el proceso de gentrificación y me interesó volver para emprender una residencia y explorar los problemas de este fenómeno global. La gentrificación es un proceso que obliga a un barrio a ajustarse a los gustos de la clase media y ahoga el alma de una comunidad.

 

La comunidad en la que vivo se ha enfrentado a cosas similares y, de alguna manera, hemos logrado mantener nuestra solidaridad y nuestra comunidad, creo que gracias a la fuerte cultura de las artes visuales y escénicas de allí. Durante mi Residencia de RARO en Lavapiés, contribuí en la comunidad con talleres abiertos de tejido en “Esta es una plaza”. Realizamos talleres de acceso abierto con el apoyo de Madrid Street Art Project. Pasé dos días enseñando a la comunidad a tejer al azar usando caña / mimbre. Todos tejieron una sección y luego, durante los siguientes ocho días, me uní a ellos para crear la escultura “Aqui y ahora por el futuro”, que se puede ver instalada allí en la plaza. El proceso de construcción de la escultura refleja las dinámicas del espacio. La gente estaba encantada de venir y colaborar en el proyecto, ya que la Plaza tiene que ver con la comunidad y son los espacios como “Esta es una a plaza” los que pueden convertirse en antídotos de la gentrificación.

 

Intimamente ligado al proyecto de tejido se recopilaron de palabras y frases de las conversaciones de todos lo días en la Plaza y en el barrio de Lavapiés. Estas palabras y frases fueron cazadas, recogidas e imaginadas a través de conversaciones y observaciones. Las más significativas han sido traducidas en obras de arte durante las siguientes dos semanas de residencia en La Lavandería. Fue un ejercicio estéticamente agradable para generar arte en un contexto social y político. El grabado se realiza tejiendo hebras de fibras creando letras que luego se ensamblan en texto. Las letras sugieren la estructura de la comunidad: un solo hilo es débil, perp entretejido se vuelve fuerte.

 

El fondo floral de los grabados me recuerda a las abuelas y a las reuniones alrededor de en una mesa con amigos y familiares compartiendo comida, bebidas y conversaciones sobre la vida, la política, la muerte y el sexo. Algunas de las obras en “La Percepción no es absoluta” sirven para incitar al espectador a considerar el significado más profundo de una palabra o una frase recopilada; otras son comentarios directos u observaciones durante mi residencia.

Fiona Gavino ha tenido la oportunidad de trabajar con Madrid Street Art Project y La Lavandería. Su exposición final, "La percepción no es absoluta" tuvo lugar el 31 de octubre en La Lavandería

Galeria del proceso

Show More