Idioma

Samantha Ferro

CUERPOS INVISIBLES

 

Hablemos de lo cotidiano, de esas imágenes que se presentan amarillentas al ser recordadas. Una secuencia de ciclos que pasen invisibles.

A veces, somos verdaderos espejos de un tiempo que se diluye, desapercibido y ausente, pero en el espacio de lo conocido se producen fallas.

Lo cotidiano es frágil.

Existen otras cosas debajo de la piel de las cosas.

Cuerpos invisibles se asoma a preguntarse: ¿Qué imágenes se disfrazan en las estructuras cotidianas, qué perfumes emiten las paredes que nos rodean?

¿Cuántas veces despertamos a la sensualidad de las imágenes más vulgares?

Repensar lo que creemos ordinario es una herramienta para revisar los imposibles, esto nos ubica en un nuevo espacio-tiempo, en el misterioso mundo de los objetos.

Bachelard nos habla de tomar la cotidianidad como un acto de reflexión donde el arte “es un desdoblamiento de la vida, una especie de emulación en las sorpresas que excitan nuestra conciencia y la impiden adormecerse”.

Recordar desde la sutura, donde el hilo es el constructor de lugares y memorias, donde un punto que perfora el espacio es claridad y penumbras, es herida, huella y ojo.

Cuerpos invisibles, lejos de la nostalgia propone celebrar el encuentro con eso que llamamos habitar.

Florencia Nieto.

Galeria del proceso

1/3